Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 mayo 2014 7 18 /05 /mayo /2014 22:38

Les señalamos el siguiente artículo, con la parte introductoria redactada por el Padre Francesco Ricossa para el Centro Studi Federici [http://federiciblog.altervista.org/].    

 

Los dos “santos” patronos del modernismo agradan a la Sinagoga      

1471280 10152108389200522 337036126 nEl 27 de abril pasado, Jorge Mario Bergoglio “canonizó” a sus predecesores, Angelo Giuseppe Roncalli y Karol Wojtyla. La Iglesia y su cabeza visible, el Sumo Pontífice, son infalibles cuando decretan una solemne canonización: en efecto, se trata de una verdadera y propia “definición”. Los Santos canonizados son presentados a todos los fieles como modelos a imitar e intercesores a invocar, a los cuales rendir un verdadero culto: los fieles serían engañados y conducidos lejos del camino de la Verdad y de la salvación, si les fuera propuesto un falso modelo a seguir, y si fuese autorizado y ordenado un falso culto. Sin embargo, ningún católico puede creer en la santidad de Angelo Giuseppe Roncalli y de Karol Wojtyla: ¿cómo pueden haber practicado en modo heroico la fe, cuando han favorecido la herejía modernista de todas las formas posibles?

Jorge Mario Bergoglio ha errado al declarar Santos a quienes no pueden serlo, y esto es posible sólo admitiendo que Jorge Mario Bergoglio no es Papa formalmente. ¿A quién puede sorprender esto, cuando él mismo se ha dicho igual a los demás, prefiriendo presentarse como un cristiano entre los cristianos o como un obispo entre los obispos, más que como el Papa? ¿A quién puede sorprender esto, de parte de quien –yendo más allá del elogio de los agnósticos realizado por J. Ratzinger– ha escrito a Eugenio Scalfari (fundador del periódico laico La Repubblica) que la salvación es posible incluso para el ateo que no busca a Dios? ¿A quién puede sorprender esto, de parte de quien deja creer que es también posible dar los santos Sacramentos a quien vive habitualmente e incluso públicamente en pecado mortal, sin arrepentirse y cambiar de vida, como si el adulterio, el divorcio y la fornicación no fueran graves ofensas a Dios? ¿A quién puede sorprender esto, de parte de quien, poco antes de la doble solemne “canonización”, ha, por así decirlo, “canonizado” al impío Pannella, con una llamada telefónica de simpático apoyo, sin hacer pública al mismo tiempo ni una sola crítica al corresponsable de la introducción, en la legislación italiana, del divorcio y del aborto?

A quien objete que Bergoglio puede ser todavía legítimo pontífice, aún errando al canonizar a dos “papas conciliares” porque no tendría la intención de hacer uso de su infalibilidad, se responde fácilmente que, en esta hipótesis, un Pontífice que habitualmente no quisiese hacer uso de la infalibilidad, no tiene habitualmente la intención de ser Papa, y de realizar el bien y el fin de la Iglesia, que no quiere gobernar. Quien no quiere hacer de Papa, no quiere ser Papa; quien no quiere ser Papa, no ha aceptado la elección al papado; quien no ha aceptado la elección al papado, no es Papa formalmente.

Para nosotros, como para todo católico, el día 27 de abril fue un día de luto y de tristeza, a causa del honor de Dios conculcado y de millones de almas tan gravemente engañadas. No debemos sorprendernos si, por el contrario, fue un día de alegría para tantos enemigos de Cristo y de la iglesia. Un ejemplo de esto es el artículo que publicamos a continuación, recordando que no se puede ser amigo de Cristo y amigo de sus enemigos.    

 

Dos santos amigos de los judíos    

Los medios de comunicación israelíes: se canoniza a dos Papas que pueden ser contados entre aquellos que más hicieron para mejorar las relaciones entre los cristianos y el pueblo de la Alianza.

Los periódicos israelíes de estos días contienen comentarios positivos acerca de la celebración que tendrá lugar el domingo por la mañana en San Pedro, destacando que serán elevados a los honores de la canonización dos pontífices que ciertamente pueden ser contados entre aquellos que más hicieron para mejorar las relaciones entre los cristianos, y evidentemente los católicos en particular, y el pueblo de la Alianza.

“Juan XXIII y Juan Pablo II, que serán hechos santos el domingo –escribe Ynews– han hecho tanto para poner fin a dos mil años de antisemitismo católico, que una organización judía de derechos humanos judía los llama “héroes del pueblo judío”.

Juan XXIII es recordado con afecto por la comunidad judía de la Capital, la más antigua de la “diáspora”, tan antigua que goza de una tradición litúrgica propia bastante anterior a la destrucción del Templo en el 70 d.C., debido a un episodio especial: cuando, al pasar en automóvil en el lungotevere frente a la sinagoga, se detuvo, saludó y conversó con las personas que estaban saliendo del templo.

De Roncalli se recuerda su papel, siendo Nuncio en Estambul, en la obtención de visas y falsos certificados de bautismo para los judíos procedentes de los Balcanes, de modo que pudieran pasar de Turquía a Palestina, entonces bajo control británico. Ya como Papa, suprime la frase “pérfidos judíos” de las oraciones del Viernes Santo. “El arzobispo Angelo Roncalli fue crucial durante la guerra para salvar las vidas de un gran número de judíos búlgaros, húngaros y de otras nacionalidades”, declaró Menachem Rosensaft, profesor de las Universidades de Columbia y de Cornell, e hijo de dos sobrevivientes del Holocausto.

Y en el mundo judío se le atribuye principalmente el mérito de haber iniciado el Concilio Vaticano II, que produjo la “Nostra Aetate”, lo que la prensa israelí define hoy como “un hito” que permitió repudiar “el antiguo concepto de dos mil años de la responsabilidad colectiva por la muerte de Jesús”. “Nostra Aetate introdujo cambios sorprendentes en las relaciones entre judíos y católicos en el mundo –la cita es del rabino David Rosen, director internacional del Comité judío americano para asuntos inter-religiosos– aunque el grado de profundización dependiera de si católicos y judíos vivían o no cercanamente”.

Juan Pablo II –recuerda la prensa de Israel– fue el primer papa de la historia en entrar a una sinagoga, el mayor templo de Roma. Sucedió en 1986, y en aquella ocasión definió a los judíos como “nuestros amados hermanos mayores”. Wojtyla, que creció en Polonia con amigos judíos, fue el Papa que estableció relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y el Estado de Israel. En su visita a Jerusalén fue al “Muro Occidental”, llamado “Muro de los Lamentos”, y metió entre las piedras –un gesto común para los fieles judíos– una hoja de papel en la que decía: “nos duele profundamente el comportamiento de cuantos, en el curso de la historia, han hecho sufrir a estos tus hijos” (*). “Es un gesto que nunca será olvidado”, dijo el rabino Abraham Cooper, del Centro Simón Wiesenthal. Entre otras cosas, Wojtyla recordó en su testamento al ex gran rabino de Roma, Elio Toaff.

También el papa Francisco tiene relaciones de amistad consolidadas con el pueblo judío. Entre otras cosas, es coautor de un libro con el rabino argentino de Buenos Aires, Abraham Skorka. “Él está solidificando el legado espiritual y humano de su dos predecesores –dijo Rosensaft– al canonizar, no sólo a Juan XXIII y a Juan Pablo II, sino, y esto es quizás lo más importante, los valores que ellos encarnaron”.    

http://vaticaninsider.lastampa.it/nel-mondo/dettaglio-articolo/articolo/israel-israele-wojtyla-33706/     

(*) “Nos duele profundamente el comportamiento de cuantos, en el curso de la historia, han hecho sufrir a estos tus hijos, y, a la vez que te pedimos perdón, queremos comprometernos en una auténtica fraternidad con el pueblo de la alianza” [http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/travels/documents/hf_jp-ii_spe_20000326_jerusalem-prayer_sp.html].    

 

http://www.sodalitium.biz/index.php?pid=116

Compartir este post

Repost 0
Published by P. Romero
Comenta este artículo

Comentarios

 

 

 

    pstpied 

Contáctenos:

 

feintegra@gmail.com

integrismo@yahoo.com.ar

 

Buscar

  1

 

2

 

3

 

4

 

5

 

6

 

7

 

8

 

9

 

10

 

11

 

12

 

13

 

14

 

15

 

16

 

17

 

18

 

19

 

20

 

21

 

22.jpg