Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
23 mayo 2010 7 23 /05 /mayo /2010 20:56

Soy el Padre Héctor Lázaro Romero, director de la revista digital “Integrismo”.

En el año 1992 ingresé al Seminario de habla hispana de la Fraternidad San Pío X, de Mons. Lefebvre. Tras seis años de estudios, recibí la ordenación sacerdotal en 1997, de manos de Mons. Williamson. Fui entonces destinado al priorato de la Fraternidad en Buenos Aires; allí ejercí el ministerio sacerdotal hasta el 2004, año en que abandoné la congregación por razones de salud.

Meses más tarde, en agosto del mismo año, decidí no volver a la Fraternidad para ser fiel a mis convicciones doctrinales. Es así que escribí una “Carta a los fieles” del priorato y una a mis superiores, en que explicaba mis razones.

Desde entonces, la posición que sostengo públicamente es la expuesta en la “Tesis de Cassiciacum”, de Mons. Guérard des Lauriers O.P., sobre la vacancia formal de la Sede Apostólica (que ha sido claramente desarrollada desde las páginas de Integrismo y es conocida por nuestros fieles y amigos; en este mismo sitio -sección documentos- puede leerse una exposición detallada, así como material sobre el tema).

En septiembre de 2004 salió el primer número de la revista, en cuyo editorial decíamos:

“(...) Esta es una publicación católica, con todo lo que significa la palabra, con todo lo que conlleva la palabra, con todas las consecuencias que se desprenden de la palabra. En efecto, esta es una publicación que pretende ser católica integralmente. Es una publicación integrista. (...) esta palabra se utiliza ante todo para referirse a quienes sostienen la existencia de una Verdad objetiva que no se pone en discusión. Es justamente ése el sentido que hacemos nuestro.

(...) Para la sociedad actual esta es una actitud condenable, pero no lo era para la Iglesia. Decimos esto porque esta es una palabra ‘acuñada’ en realidad, por el Papa San Pío X (1903-1914), el Papa antimodernista. Este Papa persiguió sin piedad al modernismo, convencido del daño que podía producir a la Iglesia. Bajo sus auspicios nació el ‘Sodalitium Pianum’ (o ‘Fraternidad San Pío V’), dirigido por Mons. Umberto Benigni (1862-1934), encargado de detectar a estos elementos en las diócesis y seminarios, y de expulsarlos. Se entiende entonces el odio de todos los medios progresistas hacia el Papa Sarto.

San Pío X sostuvo y promovió a este grupo y a su prensa, a la que denominó ‘integrista’. Por eso, la denominación de ‘integrista’ debería ser un título de gloria para el católico. Así lo afirma el inmortal Sardá y Salvany en su obra ya clásica: ‘El liberalismo es pecado’. Queremos pues ser integristas.

Ser integrista significa defender la integridad del dogma, afirmar todas y cada una de las verdades de Fe que la Iglesia nos enseña; sea por su Magisterio Ordinario, sea por su Magisterio Extraordinario, con todo lo que significan estas verdades, con todas las consecuencias que se derivan de ellas.

Significa estar convencidos de que la Fe es Una, y que si se niega la más pequeña de las verdades de Fe, o se la pone en duda, se las niega o pone en duda a todas.

Ser integrista significa pues adherir y prestar asentimiento interno a la totalidad del Magisterio de la Iglesia, también a su Magisterio político, con todas las consecuencias que se desprenden de esto. Significa tener como enemigo mortal al liberalismo, y defender la Realeza Social de Nuestro Señor Jesucristo.

Como se ve, la palabra está preñada de sentido católico. Queremos pues, ser integristas. Esta es una publicación integrista.

(...) Hoy reinan el ecumenismo, la libertad religiosa, la colegialidad, doctrinas éstas que la Iglesia de ayer, la Iglesia ‘integrista’ condenó en diferentes oportunidades.

Hoy la Iglesia sufre una crisis espantosa, puede decirse que la peor de su historia dos veces milenaria (...).

Nosotros, al igual que los católicos tradicionalistas, y contándonos entre ellos, señalamos al Concilio Vaticano II como desencadenante de la misma; y afirmamos que el Concilio contradice la enseñanza infalible y tradicional del Magisterio de la Iglesia, particularmente en las tres doctrinas que hemos dicho (...).

Esta publicación, como se dijo antes, quiere defender la Verdad. Y por amor de esa Verdad, denuncia al Concilio (...).

Pero, ¿cómo es posible que los hombres de Iglesia, aun aquel que ocupa el más alto puesto, avalen doctrinas erróneas? ¿No es esto contrario a la infalibilidad y asistencia divina prometidas a la Iglesia?

Esta publicación se compromete a tratar este trágico problema y pretende invitar a sus lectores al estudio del mismo; en breve, quiere proponer a los lectores que estudiemos juntos este problema, en el que tanto se juega para el católico.

Ese será nuestro tema fundamental: el problema de la Autoridad. Pero también nos ocuparemos de otros temas de actualidad, de política, etc.; siempre bajo la luz del Magisterio tradicional, ‘integrista’.

Esta es la finalidad que perseguimos humildemente, la misma de la Iglesia: la gloria de Dios y la salvación de las almas (...)”.

Si conoce otras personas que pueden estar interesadas en nuestra publicación, puede enviarnos las direcciones de mail; las ingresaremos a nuestro fichero y Ud. habrá realizado una obra apostólica.

-Si desea contactarnos:

Por correo electrónico: 

feintegra@gmail.com

integrismo@yahoo.com.ar

-Si desea ayudarnos económicamente:

Puede contactarnos y/o hacernos llegar su ayuda según sistema que indicaremos (también transferencias internacionales).

Ayúdenos a continuar nuestra modesta empresa por la gloria de Dios, honor de la Iglesia y salvación de las almas.

Compartir este post

Repost 0
Published by integrismo
Comenta este artículo

Comentarios

 

 

 

    pstpied 

Contáctenos:

 

feintegra@gmail.com

integrismo@yahoo.com.ar

 

Buscar

  1

 

2

 

3

 

4

 

5

 

6

 

7

 

8

 

9

 

10

 

11

 

12

 

13

 

14

 

15

 

16

 

17

 

18

 

19

 

20

 

21

 

22.jpg