Overblog
Seguir este blog
Administration Create my blog
30 enero 2016 6 30 /01 /enero /2016 03:50

Algunos nos han señalado la presencia en nuestro blog de ciertos molestos “banners” publicitarios. Nuestro blog, con el que tratamos de brindar un poco de ayuda a las almas necesitadas, es gratuito y no contamos entonces con los medios de resolver el problema, nos excusamos por ello. Les aconsejamos la utilización de programas gratuitos que bloquean la publicidad en internet.

Muchas gracias por su ayuda y comprensión.

Published by P. Romero
Comenta este artículo
19 enero 2016 2 19 /01 /enero /2016 03:33

El pasado 6 de enero se difundió por todo el mundo, en español con subtítulos en varios idiomas, incluido el italiano, un video, llamado “el Video del Papa”, como “una iniciativa global desarrollada por la Red Mundial de Oración del Papa (Apostolado de la Oración) para colaborar en la difusión de las intenciones mensuales del Santo Padre sobre los desafíos de la humanidad”.  

El protagonista del video –como todo el mundo sabe– es el mismo ocupante de la Sede Apostólica, Jorge Mario Bergoglio; además de él, cuatro exponentes de varias religiones: una “monja” budista, un rabino, un sacerdote católico, un musulmán, cada uno representado en el final del video por un símbolo de su religión: un ídolo de Buda, una menorah, un Niño Jesús y un “rosario” musulmán. Más allá de las diversas religiones y creencias, comparten una común profesión de fe: “Creo en el amor”.

Hay un sinnúmero de comentarios a estas imágenes que difunden, de la manera más eficaz para el hombre moderno, la indiferencia religiosa. El mensaje habla por sí mismo, y para los que todavía no lo conocen lo adjuntamos al presente comunicado. Más nos interesan los comentarios, también críticos, a las palabras y a las imágenes difundidas por J. M. Bergoglio.

En primer lugar, consideramos gravemente ofensivos para con Nuestro Señor Jesucristo, para con Su Iglesia y la Cátedra de Pedro, los comentarios críticos de aquellos que, contradictoriamente, reconocen (incluso en la misa que celebran o a la que asisten), en el autor y promotor del video en cuestión a “Su Santidad, Papa Francisco”, al Vicario de Cristo y Sucesor de Pedro, como si Cristo, la Iglesia y la Cátedra de Pedro, en la persona del Vicario de Cristo, pudiera difundir y enseñar al mundo entero no la verdad, sino el error, no el Evangelio y la Fe Católica, sino la incredulidad y el indiferentismo.

En segundo lugar, observamos cuáles son, en nuestra opinión, los errores más graves contenidos en las palabras de J. M. Bergoglio: el naturalismo y el agnosticismo. Muchos se escandalizaron de la imagen final que resume el video, que presenta los símbolos de las diferentes religiones como equivalentes. Otros, siempre con razón, se escandalizaron del nuevo “credo” (“Creo en el amor”) de esta por así decir nueva religión, en la que el amor está desvinculado de la Verdad y de la Fe, sin la cual es imposible agradar a Dios. Pensamos que pocos hemos prestado atención a las siguientes palabras de J. M. Bergoglio: “Muchos piensan distinto, sienten distinto, buscan o encuentran a Dios de diversa manera. En esta multitud, en este abanico de religiones, hay una sola certeza que tenemos para todos: todos somos hijos de Dios”.

En esta frase, la fe religiosa ya no aparece como una Revelación divina y sobrenatural, sino como una búsqueda que viene del hombre, y que es entonces sustancialmente natural. Este naturalismo (esencia de la masonería, en palabras del Padre Giantulli, pero mucho más antiguo que ella) es confirmado por las palabras conclusivas: “todos somos hijos de Dios”. La filiación de Dios no viene por lo tanto de la Gracia divina concedida a quien cree en Jesucristo (“a todos los que la recibieron les dio poder de hacerse hijos de Dios, a los que creen en su nombre; los cuales no nacieron de sangre, ni de deseo de carne, ni de deseo de hombre sino que nacieron de Dios” Juan 1, 12-13), sino que viene de abajo, de la simple pertenencia a la humanidad (“todos” hijos de Dios) o de buscar a Dios cada uno a su manera. Que todos los hombres sean –por naturaleza y no por la fe divina y revelada– “hijos de Dios”, he aquí la “sola certeza”. El “abanico de religiones”, las “diferentes formas de pensar” (la Fe divina reducida al pensamiento humano) y de “sentir” (la Fe religiosa reducida al “sentimiento religioso” protestante y modernista) no tienen ninguna certeza (si no en aquello que tendrían de común, el “amor”: ¿cuál? ¿De quién? ¿De qué? No se sabe). En este “abanico de religiones” está incluido el cristianismo. La Fe cristiana por tanto, de hecho cualquier fe, incluida la cristiana, no sería, para J. M. Bergoglio, algo cierto.

Que la fe no sea una certeza, que esté siempre ligada a la duda, que esta idea de la fe sea la base indispensable del diálogo interreligioso que debe extenderse también a los agnósticos, no es una idea sólo de J. M. Bergoglio, sino que es el corazón mismo del Modernismo agnóstico, como explicáramos en el artículo “Asís 2011: Joseph Ratzinger y el agnosticismo” (Sodalitium nº 66, págs. 5-20). Como escribiera Mons. Sanborn en uno de sus artículos: “El problema no es Francisco”, el problema es el “Vaticano II”.

 

Verrua Savoia, 16 de enero de 2016,
en vísperas de la visita de J. M. Bergoglio a la Sinagoga mayor de Roma

 

El video está disponible aquí: https://www.youtube.com/watch?v=OlElPFJPmeY

www.sodalitium.it

Muchas opiniones, una certeza. Un video y su comentario
Published by P. Romero
Comenta este artículo
12 enero 2016 2 12 /01 /enero /2016 20:37

Se nos ha señalado que un desconocido (al menos para nosotros) pretende haber recibido la consagración episcopal de Mons. Geert Stuyver, del Instituto Mater Boni Consilii. Se trata de un impostor.

En efecto, Mons. Stuyver, ha conferido hasta hoy el sacerdocio en varias ocasiones, pero nunca ha conferido a nadie la consagración episcopal.

Este episodio, que de por sí no merece mayor relieve (si no fuera por el carácter calumnioso de la falsa información, y por  las consecuencias sacrílegas de una consagración nunca realizada) nos ofrece la ocasión de decir algunas palabras sobre el fenómeno de las consagraciones y ordenaciones ilícitas (o inválidas) en el mundo llamado de los “obispos vagos” y de las “pequeñas iglesias”, y de poner sobre aviso a las almas de este peligro.

Es público que nuestro Instituto, desde septiembre de 1986, adoptó la tesis teológica del teólogo dominico M.L. Guérard des Lauriers, tanto en lo que respecta a la situación actual de la autoridad en la Iglesia (vacancia formal de la Sede Apostólica) como en lo que se refiere a la licitud de consagraciones episcopales –aunque sin el necesario mandato romano– en la situación de extrema necesidad en la cual la vacancia formal de la Sede Apostólica y la reforma litúrgica (del misal, del ritual y del pontifical romano) pone a la Iglesia y a las almas.

Pero esto no significa que la gravedad de la situación y la ausencia de la Autoridad vuelva todo lícito, y que se puedan administrar los sacramentos, y ante todo las Sagradas Órdenes, de manera injustificada, y a menudo incluso cismática (*).

Por lo tanto, nuestro Instituto desde el principio tomó como norma de no aceptar en sus propias filas, de no conferir las Sagradas Órdenes, y de no permitir la celebración de la Misa y la administración de los sacramentos en sus propios lugares de culto, a cuantos han recibido las Órdenes de manera dudosa o en cualquier modo ilícita y, con el presente comunicado, invitamos a los bautizados a comportarse de la misma manera, evitando recibir los sacramentos de ministros ordenados de manera dudosa o ilícita, en espera de que –con el restablecimiento de una legítima Autoridad– la situación canónica de estas personas sea decidida con exactitud por la Autoridad eclesiástica.

 

Nota
*) Muchos “obispos vagos” han recibido directa o indirectamente las sagradas órdenes de “obispos” pertenecientes a verdaderas y propias “iglesias” cismáticas, de las cuales damos aquí una lista no exhaustiva:

Iglesia Jansenista de Holanda. Unión de Utrecht
Iglesia Vetero-católica
Iglesia Galicana
Iglesia Católica Liberal de Francia
Santa Iglesia Céltica
Iglesia Católica Ortodoxa de Francia
Iglesia Católica Latina (de Toulouse)
Iglesia Católica Apostólica Palmariana
Iglesia Católica Apostólica de Brasil
Comunidad Eclesial Católica de Francia

A esta lista hay que añadir a los “conclavistas” que se declararon “papas”, y a cuantos se jactan de consagraciones nunca realizadas.

 

(Sodalitium n° 67, ed. it.)

Published by P. Romero
Comenta este artículo
6 enero 2016 3 06 /01 /enero /2016 23:37

Para descargar la lista, haga click aquí.

Published by P. Romero
Comenta este artículo
17 diciembre 2015 4 17 /12 /diciembre /2015 20:03

Mons. Robert F. McKenna, O.P.
8/07/1927 - 16/12/2015

Requiescat in pace

Mons. Robert F. McKenna, religioso dominico y Obispo católico, acaba de fallecer, en Estados Unidos, a la edad de 88 años.

Mons. McKenna había sido ordenado sacerdote en la Orden dominica por el Cardenal Amleto Cicognani (1883-1973), y había recibido la consagración episcopal, el 22 de agosto de 1986, en Raveau, de Mons. Guérard des Lauriers O.P., ya que compartía la “Tesis de Cassiciacum” del gran teólogo dominico francés sobre la vacancia de la Sede Apostólica.

Amigo del Instituto Mater Boni Consilii, varias veces vino en nuestra ayuda para administrar los sacramentos afrontando el largo viaje hacia Europa. Había venido a Verrua por primera vez en 1991 (para la ordenación del P. Giugni), luego en 1994 (para la ordenación del P. Cazalas), en 1996, a Bélgica (para la ordenación del P. Stuyver), y finalmente en 2002 confirió la consagración episcopal a Mons. Geert Stuyver, para asegurar la continuidad del sacerdocio católico.    

El Instituto lo recuerda con gran afecto por su bondad, su caridad y su fidelidad a la buena doctrina. Ciertamente no le faltará el sufragio de nuestras oraciones y recomendamos su bella alma a las oraciones de nuestros fieles y amigos.

Haz Señor que el alma de tu siervo Robert Fidelis, Obispo, la cual has librado del fatigoso combate de este mundo, sea añadida a la sociedad de tus Santos” (Misal Romano).

Requiescat in pace.

Si no vivimos tanto como para ver la victoria, tampoco veremos la derrota” (Homilía de Mons. McKenna en ocasión de la Ordenación del P. Ugolino Giugni, 12 de enero de 1991).

http://www.sodalitium.it/

+ Mons. Robert F. McKenna, O.P.
+ Mons. Robert F. McKenna, O.P.
Published by P. Romero
Comenta este artículo
23 noviembre 2015 1 23 /11 /noviembre /2015 11:01
Integrismo N° 23

Para descargar la revista, haga click aquí.

Published by P. Romero
Comenta este artículo
23 septiembre 2015 3 23 /09 /septiembre /2015 22:23

Reflexiones sobre la “Fraternidad San Pío X” o “Fraternidad de los Apóstoles de Jesús y María” (Comunicado del IMBC)

Para descargar el artículo, haga click aquí.

Published by P. Romero
Comenta este artículo
26 mayo 2015 2 26 /05 /mayo /2015 22:38
Controlar la oposición

¿Cómo neutralizar una oposición? ¿Cómo volverla inofensiva? Vieja pregunta, que se plantea también a los herejes modernistas que han ocupado ilegítimamente la Sede Apostólica durante el Vaticano II: una empresa osada y sacrílega semejante no podía dejar de levantar, entre los católicos fieles, una oposición.

Grosso modo, se puede combatir una oposición:

-persiguiendo a la oposición;

-comprando a la oposición;

-manejando, controlando, influenciando, infiltrando la oposición, o creando una falsa oposición;

-finalmente, aplicando a la vez las tres precedentes modalidades.

Los modernistas, en esto, no son la excepción a la regla.

El primer método es ciertamente eficaz, y todos lo pueden constatar, pero ciertamente no es suficiente: elimina a los opositores tibios y dudosos, pero fortalece a los fervientes.

El segundo método se dirige a los opositores cansados de la persecución, con la promesa de un indulto, de un motu proprio, de un reconocimiento canónico, de un lugar al sol, al menos de una revisión (sólo para volver al primer método).

El tercer método es el más sutil e insidioso. Ya que siempre habrá oposición, vale más maniobrarla: es el mejor modo de controlarla y volverla inofensiva. Así, ella misma se convertirá en el instrumento de represión de los últimos amotinados.

La Fraternidad San Pío X, recientemente reconocida como sociedad de derecho diocesano por el arzobispo modernista de Buenos Aires, Mons. Poli, en el fondo siempre ha desempeñado este papel. Ampliamente perseguida, pero también tentada por “generosas” ofertas, ha sido tolerada en la medida en que reconocía la autoridad y legitimidad del adversario (hagamos la experiencia de la Tradición) y marginalizaba y perseguía a su vez a los irreductibles. Más tarde, K. Wojtyla creó –con el Indulto y la Comisión Ecclesia Dei– una oposición “conciliar” (el Concilio a la luz de la Tradición). Con J. Ratzinger y el motu proprio Summorum Pontificum hemos asistido a un fenómeno sorprendente: opositores al modernismo que tomaban como guías intelectuales propios a personas que habían hasta entonces militado en el modernismo, para hacer aceptar a los antimodernistas la hermenéutica de la continuidad y la reforma de la reforma. Los números 64-65 de Sodalitium denunciaron el fenómeno, dando como ejemplos, entre otras cosas, la iniciativa de las editoriales Lindau y Fede e Cultura (Lindau parece desenmascarada, habiendo pasado de Amerio, Agnoli, Gherardini y De Mattei al Marqués de Sade; no así los veroneses). No olvidemos los sitios de internet, que hoy en día ejercen una influencia por lejos más importante que las editoriales. Como ejemplo proponemos a nuestros lectores el caso verdaderamente emblemático de la profesora María Guarini, responsable durante 2005-2006 del Osservatorio del movimento Neo-Catecumenale secondo verità, y durante 2008-2010, del blog Chiesa e post-concilio. En una entrevista radiofónica al Padre Stefano Bellunato (FSSPX) en Radio Vobiscum, la profesora menciona su pasado “conciliar”, para luego pasar rápidamente, a través del Padre Zoffoli y Mons. Gherardini, a sus nuevos amigos “tradicionalistas”. No dice, sin embargo, que hasta el 2012 actualizó el sitio de la asociación Nostre Radici, de la que era vicepresidente, cuya finalidad, como se lee aquí, es “denunciar y combatir toda forma de antijudaísmo, antisemitismo y antisionismo”, en consonancia con la declaración Nostra Ӕtate del Concilio Vaticano II. No una simple fiel entonces, sino una activista bien instalada del Modernismo, que al mismo tiempo –o inmediatamente después– se convirtió en maitre à penser del “Tradicionalismo”. Léase su alabanza en Corrispondenza Romana (que hace referencia al prof. De Mattei) por parte de Cristina Siccardi, la hagiógrafa de Pablo VI y de Mons. Lefebvre (!):

“A mantener viva su memoria y su obra se ha dedicado y se dedica el estudioso Enrico María Radaelli, devoto discípulo del filósofo luganés (Romano Amerio), que en el 2009 hizo publicar nuevamente Iota unum, gracias a la editorial Lindau de Turín. El 30 de octubre de 2009 se celebró un congreso en la Biblioteca Angélica de Roma precisamente sobre Romano Amerio, en el cual participó, además del mismo Radaelli, Monseñor Antonio Livi, (Don Curzio Nitoglia, nota de Sodalitium) Francesco Colafemmina y María Guarini, “una mujer de fe y de ciencia”, como la define Monseñor Brunero Gherardini en el prefacio del libro La Chiesa e la sua continuità. Ermeneutica e istanza dogmatica dopo il Vaticano II (Diffusioni Editoriali Umbilicus Italiae, pp. 238), “la apis argumentosa que busca, estudia, explica y lanza a los cuatro vientos, con la constancia de los fuertes, los frutos de su inteligencia, de su estudio, de su compromiso con la sana doctrina y la Santa Madre Iglesia”.

María Guarini, responsable, entre otras cosas, de un importante sitio de Internet, Chiesa e postconcilio, desde el cual libra con elegancia y puntualidad, una valiente batalla en defensa de la Fe y de la Tradición, ha recogido las contribuciones de aquel congreso en el ya mencionado volumen, e incluso ha ampliado algunas temáticas de gran interés actual que saldrán del coro de aplausos que pronto escucharemos cuando en octubre comience el 50mo aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II. María Guarini parte del enfoque multidisciplinar utilizado por Romano Amerio en la redacción de su obra para abrir nuevos caminos de análisis de lo que significa defender la Doctrina y transmitirla correctamente”.

A fin de esclarecer las ideas a nuestros lectores, ofrecemos la interesante lectura de un artículo de la profesora Guarini, nueva estrella del Tradicionalismo italiano. La fuente citada al final del artículo es el SIDIC (Servicio internacional de documentación judeo-cristiana, fundado en 1965), al cual ha sucedido, dentro de la Pontificia Universidad Gregoriana, el Centro Cardinal Bea per gli studi giudaici, frecuentado por la profesora Guarini. Precisamos que no contestamos la buena fe de la profesora (que sólo Dios conoce); de hecho, quien trabaja de buena fe para el enemigo, trabaja aún mejor y es más convincente.

 

JUBILEO JUDÍO Y JUBILEO CRISTIANO, por María Guarini

Dada la común raíz bíblica del año jubilar, es deseable que, como cristianos y judíos, a pesar de las profundas diferencias en la manera de entenderlo, colaboremos juntos en vista de un mundo más justo. Por lo tanto, aunque se trata de una iniciativa cristiana de la Iglesia Romana, la celebración del jubileo puede ser enriquecida por la presencia de los hermanos judíos invitados a participar como invitados privilegiados, junto con los representantes de otras religiones. Se podrá interrogar y contrastar sobre temas de común interés para la fe en Dios y la salvación de los seres humanos”.

Para leer el artículo original completo ->

 

http://www.sodalitium.it/

Published by P. Romero
Comenta este artículo
7 abril 2015 2 07 /04 /abril /2015 17:43

001 SignatureAccordLefebvre19885 de mayo de 1988:

Mons. Lefebvre firma el Protocolo de acuerdo.

Detrás de él, los Padres Laroche y Tissier de Mallerais, negociadores por parte de la FSSPX.  

Para descargar el artículo, haga click aquí.    

Published by P. Romero
Comenta este artículo
21 marzo 2015 6 21 /03 /marzo /2015 16:34

a 507Como es sabido, Mons. Richard Williamson, uno de los cuatro obispos consagrados por Mons. Lefebvre el 30 de junio de 1988, ha consagrado a su vez, en Nova Friburgo, Brasil, el 19 de marzo del 2015, a Mons. Jean-Michel Faure.

Con un comunicado de la casa general, la Fraternidad Sacerdotal San Pío X ha condenado esta consagración episcopal con argumentos y tonos que fueran los de los sacerdotes que dejaron a Mons. Lefebvre en 1988 para fundar la Fraternidad San Pedro; la Fraternidad San Pío X, gobernada por Mons. Fellay, acusa a Mons. Williamson de “sedevacantismo” práctico y de reconocer sólo verbalmente la autoridad del Papa (acusación tanto más seria de parte de la Fraternidad San Pedro, que se sometió a Juan Pablo II, cuanto no lo es de parte de la Fraternidad San Pío X, la cual, por ahora y al menos en apariencia, todavía desobedece habitualmente a Francisco I).

Así, muchos católicos, que justamente por ser católicos se oponen al modernismo y al Vaticano II, están tentados de poner sus esperanzas en Mons. Williamson, y se preguntan si puede aprobarse y reconocerse la consagración episcopal de Mons. Faure.

La consagración episcopal del 19 de marzo del 2015 se refiere explícitamente a las de 1988, y tal como en 1988, así ahora –con la lectura de un “mandato romano” apócrifo– se declara abierta y categóricamente que tanto Mons. Williamson como Mons. Faure (que lo ha confirmado en una entrevista del 18 de marzo), siguiendo en esto el ejemplo de Mons. Lefebvre, reconocen la autoridad y legitimidad de Francisco I-Bergoglio.

Por eso, ejercitando nuestro deber de testimoniar públicamente la fe, no podemos dejar de repetir a propósito de la consagración del 2015, cuanto dijéramos a propósito de las de 1988 (cf. Sodalitium 17, págs. 4-7), es decir, que el acto realizado por Mons. Williamson implica:

-sacrilegio y cisma capital;

-una praxis de naturaleza cismática;

-una contradicción viviente, signo manifiesto de error;

-al reconocer, en el rito mismo de la Misa, a Jorge Mario Bergoglio como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica y Vicario de Cristo en la tierra, y al realizar al mismo tiempo una consagración episcopal contra su voluntad y con la intención explícita de oponerse a su autoridad y a su magisterio.

Nuestro Instituto invita entonces a los católicos fieles, que se oponen al neo-modernismo del Vaticano II, a no dejarse engañar por la Fraternidad San Pío X de Mons. Fellay como por la “Fraternidad San Pío X” de Mons. Williamson: en efecto, una y otra quieren, declarada y programáticamente, formar parte de las filas de quienes reconocen a Jorge Mario Bergoglio como Vicario de Cristo, dando así plena legitimidad a su obra de destrucción (si jamás fuese posible) de la Iglesia y de la Fe emprendida por el modernismo.

“Finalmente, los recientes acontecimientos confirman la posición que adoptara, en la actual crisis, con espíritu de fe, Mons. Guérard des Lauriers” (nuestra declaración de julio de 1988).

      Verrua Savoia, 20 de marzo de 2015

Published by P. Romero
Comenta este artículo